ÁCIDOS DE FRUTAS

Alfahidroxiácidos para eliminar células muertas

 

Cuando somos jóvenes un 4% del total de nuestras células de la piel mueren cada día y son reemplazadas por nuevas. Con el paso del tiempo este proceso se ralentiza y ese efecto se puede apreciar en arrugas y lineas de expresión. Para lo cual usamos compuestos que ayudan a remover las células viejas y generar nuevas. Y aquí entran los ácidos frutales.

Los AHA o alfahidroxiácidos abundan en la naturaleza, principalmente en frutas y vegetales, nuestro tratamiento esta compuesto por un 20% de ácido glicolico y un 30% de ácido cítrico, ácido tartárico y ácido láctico.

  • ÁCIDO CÍTRICO: Se encuentra en el limón, piña y fruta de la pasión; Aclara pecas y manchas solares.
  • ÁCIDO GLICÓLICO: Se obtiene del jugo de la piña y de la uva, muy útil para atenuar las arrugas y regular la secreción sebacea (primera causa del acné ). Otorga luminosidad a la piel
  • ÁCIDO TARTÁRICO: Se encuentra en las uvas, y consigue combatir manchas solares y marcas de ácne.
  • ÁCIDO LÁCTICO: Concentrado de fruta de la pasión, uva, limón y piña; Acelera el proceso natural de renovación celular y descamación de la piel. Suaviza y alisa la piel, y da una tonalidad uniforme al rostro.

Los AHA´s, están compuestos de moléculas muy pequeñas que son capaces de penetrar las capas superiores y alcanzar las más profundas.

Uno de los principales beneficios de este tratamiento es la hidratación, debido a que actúa directamente en la epidermis( capa superficial de la piel) fijando el agua en las células y la hidratación favorece la descamación (eliminación de células muertas)

Consigue adelgazar o normalizar el grosor y la función de la capa cornea de la piel (la capa más externa de la epidermis), al disminuir las uniones entre sus células ( corneocitos o células muertas). Además mejora la flexibilidad de la superficie cutánea, y por lo tanto la piel adquiere un aspecto más suave, liso y uniforme. Reduce las pequeñas arrugas, cicatrices y manchas propias del envejecimiento y del foto-envejecimiento. Renueva el aspecto de la piel al exfoliarla, proporcionando turgencia y aportando luminosidad.

Todos los principios activos que apliquemos durante o después de este gran tratamiento van a penetrar mejor y más profundamente, gracias a la disminución de células muertas.

Es un tratamiento completo e ideal para realizar en esta época del año, ya que conseguiremos recuperar la piel después del paso del verano y conservarla en perfecto estado. Pero sobre todo porque, piel no hay más que una así que: ¡CUÍDALA!